Música

Created with Sketch.

«blue shadow» es el quinto tema del primer álbum de estudio de Unai Karam, llamado «art in modern times». En esta pieza podremos descubrir la fusión entre las raíces de la música clásica, el pop y la atractiva armonía de la salsa. Todos estos ingredientes combinados con el sonido más puro del piano. Compuesto e interpretado por Unai Karam, mezclado y masterizado por Luis del Toro en Estudio Uno, Madrid.

Los intermezzos 1 & 2 son las piezas centrales del primer álbum de Unai Karam. Dos piezas concebidas como una sola que unen dos mundos, las dos partes que conforman el álbum completo. Nacen de las raíces de la improvisación del preludio barroco aunque con un acercamiento estético, formal y tímbrico muy diferente al de la época. Estos intermezzos van poco a poco mutando hacia un sonido cercano a los sintetizadores, representando de esta forma el desarrollo evolutivo del piano a lo largo de los años.

Están construidos mediante secuencias con diversos patrones rítmicos y melódicos inspirados en la obra del artista neerlandés M. C. Escher. La prueba de ello es que el intermezzo 2 es exactamente igual que el 1 pero invertido, consiguiendo así una gran transformación del sonido más puro del piano clásico y dándole cohesión a un álbum conceptual que trata la representación de las diferentes artes clásicas.

Dos meses tras el lanzamiento de «Traces» Unai Karam presenta su nuevo single «last waltz». Este segundo proyecto, que también formará parte de su primer álbum, profundiza en el mundo de las artes clásicas. Unai nos acerca al sacrificio diario de los artistas a través de una composición que busca el equilibrio entre sus diferentes partes, colores y sugerentes matices.

Con una forma bitemática tripartita característica de principios del clasicismo, pero en un formato de poca duración. Domenico Scarlatti, compositor italiano con una profunda influencia en España, más concretamente en Sevilla y Madrid (ciudad en la que reside Karam) y C.Ph. E. Bach han sido una fuente de inspiración para la estructura de la obra al ser ellos los precursores de la forma sonata clásica por excelencia. Forma que se ha utilizado en muchas de las más grandes y famosas obras de la historia de la música.

La dualidad temática de “last waltz” permite a Unai mostrar en las imágenes la dicotomía y la fina línea que hay entre el fracaso y el éxito en el ámbito de las artes. Pese a tener un nombre de danza tradicionalmente de compás ternario, “last waltz” es una obra de compás binario con un timbre de piano que se sale de lo convencional. Posee elementos del barroco y el clasicismo en cuanto a la forma y del impresionismo en cuanto a las texturas y la estética.

Este trabajo da un paso más en el desarrollo de un álbum que simboliza, a través de la música, las artes clásicas vistas desde un prisma actual. Karam irá explorando diferentes matices y sonoridades del piano, hasta diluirlo en sonidos más cercanos a los sintetizadores a través de la mutación del sonido más puro del piano.

El joven músico de origen vasco y egipcio, formado en el Conservatorio Superior de Salamanca y en la Hochschule für Musik de Würzburg, presentó el pasado 11 de febrero su primer single en plataformas digitales. Traces supone un salto evolutivo en la carrera musical de Karam, que, tras una ya dilatada trayectoria como intérprete, se adentra ahora en el difícil terreno de la composición.

Traces plantea una mirada introspectiva, una reflexión serena sobre el camino, siempre con vueltas y revueltas, recorrido por el artista a lo largo de su vida creativa: en una breve síntesis de dos minutos de puro piano tan clásico como moderno, notas y acordes evocan los momentos cruciales que van dejando un rastro peculiar en el desarrollo artístico de todo autor.

Compuesto, producido e interpretado por el propio Unai Karam, Traces, una grabación a cargo del ingeniero de mezcla y masterización Luis del Toro, es el primer sencillo que publica bajo el sello ADA (Warner Music Group). Un sugerente videoclip dirigido por Álex Baena y protagonizado por Desi Civera, Martina Pizzoli y Pascale Dato se ofrece como la excelente carta de presentación de un trabajo que pretende ser la avanzadilla del álbum previsto para final de año.

es_ESEspañol